Reduce el riesgo de padecer cáncer de mama

Existen diversos factores en el transcurso de la vida que pueden influir en el riesgo de padecer cáncer de mama. Esta enfermedad no se puede prevenir, sin embargo se reduce el riesgo de padecer cáncer de mama añadiendo estos hábitos en tu estilo de vida:

1. Autoexamínate

Al autoexplorarte puedes darte cuenta de anomalías, más del noventa por ciento de los casos de cáncer de mama son detectados por las propias mujeres. Aprende a conocer tu propio cuerpo y los cambios que en él se pueden efectuar. 

2. Mamografía

Además de autoexaminarte, se tienen que hacer los controles médicos de rutina. Se aconseja que a partir de los cuarenta años todas las mujeres se deben hacerse la mamografía por lo menos una vez al año. Mediante este examen se descubre si existe algún tipo de tumor.

3. Sana alimentación 

Para un buen funcionamiento del organismo y para prevenir muchas enfermedades es inmportante mantener una sana alimentación, para ello es esencial el consumo de frutas y verduras, además de beber mucha agua y evitar el consumo de alcohol y el cigarrillo.

4. Actividad física

Es importante realizar algún tipo de ejercicio para mantener una buena salud física y mental. Puede ser algo tan sencillo como caminar diariamente veinte minutos, de esta manera se pueden prevenir muchas enfermedades.

5. Mantén tu peso

Tener una alimentación sana, equilibrada y realizar ejercicio con regularidad ayudaran a mantener un peso estable y saludable. Las mujeres que sufren de sobrepeso son las más propensas a adquirir cáncer de mama, por este motivo es muy importante cuidar el peso.

6. No expongas tu salud

Si estás o planeas recibir terapia de reemplazo hormonal o píldoras anticonceptivas te sugerimos consultar con tu médico acerca de los riesgos y averigua si es la mejor opción para ti. Por otra parte, si no son médicamente necesarias, limite la exposición a la radiación en pruebas por imágenes como rayos X, tomografías computadas y tomografías por emisión de positrones.

 

Recuerda…

Mantener una buena salud durante toda la vida disminuirá el riesgo de tener cáncer y mejorará las probabilidades de sobrevivir si se enferma de cáncer.